Botafumeiro de Santiago de Compostela: ¿conoces su historia?

Seguro que en tu cabeza tienes grabada la imagen del botafumeiro. Pero, ¿sabes qué es? Es uno de los símbolos de la Catedral de Santiago de Compostela.

Desde nuestra agencia organizadora del Camino de Santiago, queremos que estés más cerca de todos los símbolos de esta ciudad. Uno de ellos es el botafumeiro. Descúbrelo.

¿Qué es?

El botafumeiro Santiago es un gran incensario de plata que tiene un peso de 62 kg y mide 1,50 metros de alto. De hecho, no sólo se puede ver en vivo y en directo, sino que se venden pequeños souvenirs para que puedas tener uno en casa de recuerdo.

¿Para qué sirve?

El botafumeiro se empleaba como instrumento para purificar las catedrales cuando había mucha gente. Era como un sistema de higiene por aquel entonces.

Historia del botafumeiro 

La historia del botafumeiro nos lleva a la Edad Media. Pero curiosamente, 800 años después se sigue utilizando. 

Sus primeras apariciones nos llevan al Códice Calixtino, conocido como Turibulum Magnum en el siglo XII. Por aquel entonces se colgaba de las vigas y se movía por medio de poleas y siguiendo la ley del péndulo; que de hecho fue diseñado por el maestro Celma en época del Renacimiento. 

Más adelante, Luis XI en Francia en el s. XV mandó construir un incensario de plata. Sin embargo, en 1809 fue sustraído por las tropas napoleónicas. 

En la actualidad hay dos incensarios en la Biblioteca Capitular. Uno con fecha de 1851 y creado por el orfebre José Losada, y el otro es una réplica en plata, regalo de los Alféreces Provisionales a la Catedral en el año 1971.

Un dato curioso nos lleva al día del Apóstol del año 1499. Fue ahí cuando con tan mala suerte el botafumeiro salió volando y chocó contra la puerta de Platerías. El siguiente incidente sucedió en el año 1622, cuando rompió la cuerda y cayó contra el suelo. Ya en el siglo XX, le rompió la nariz y las costillas a un curioso que se acercó a mirar demasiado. No hubo más incidentes que conozcamos.

¿Cuándo se utiliza?

Después de la Comunión, suena el Himno del Apóstol en los órganos y empieza a hacer su recorrido en forma de péndulo, elevándose hasta casi tocar la bóveda.

Para ponerlo en marcha hacen falta 8 hombres, los tiraboleiros, quienes lo llevan de la Biblioteca con incienso y carbón. Luego lo atan y lo mueven, llegando a unos 68 km por hora en apenas un minuto. Un total de 17 ciclos de un lado hacia al otro que queda grabado en la cabeza de los fieles.

¿Cuándo se puede ver en acción?

El botafumeiro Santiago se puede ver volando 12 veces al año:

  • 6 de enero: Epifanía del Señor.
  • 21 de abril: Domingo de Resurrección.
  • 23 de mayo: Aparición del Apóstol en la batalla de Clavijo.
  • 30 de mayo: Ascensión del Señor.
  • 50 días después de Pascua: Celebración de Pentecostés.
  •  25 de julio: Martirio de Santiago.
  • 15 de agosto: Asunción de María.
  • 1 de noviembre: Día de Todos los Santos.
  • Último domingo del Calendario Litúrgico en la fiesta de Cristo Rey.
  • 8 de diciembre: La Inmaculada Concepción.
  • 25 de diciembre: Navidad.
  • 30 de diciembre: Ceremonia de Traslación de los restos del Apóstol.

Esperamos que tu viaje en el Camino te coincida, para que puedas ir a verlo. ¿Lo hacemos posible? Organiza ahora tu viaje.

Recibe GRATIS nuestra guia del camino

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu email nuestra guía del Camino de Santiago

Acceso clientes